jueves, 18 de septiembre de 2008

Diploma para Baldasarri

Sebastián Baldasarri concluyó su participación en estos XIII Juegos Paralímpicos con la obtención de un diploma en la prueba de lanzamiento de bala. En la final, sufrió la unificación de categorías, situación que no le dejó la chance de volver a subir al podio. El atletismo es uno de los deportes que está cerrando la competencia oficial.
Finalmente el atleta dueño de una medalla de plata, no pudo repetir lo hecho en la prueba de lanzamiento de disco, y se quedó con un octavo puesto en su última competencia en los Juegos Paralímpicos. La marca con la que llegó a esa ubicación no fue la mejor, ya que alcanzó los 11.11 Mts, y estuvo lejos de los primeros lugares.
Antes de la competencia, el “torito” había destacado en Revista Reto, las dificultades con las que se encontraría en la prueba, ya que la unificación de categorías lo enfrentaba a casi una totalidad de deportistas disminuidos visuales, y no ciegos, de todos modos, teniendo en cuenta que era la competencia en la que el atleta siempre se destacó, las chances estaban intactas.
En la competición, no estuvo cerca de acercarse a las medallas, ya que sus competidores de entrada pudieron realizar marcas que lo fueron alejando de la punta. Sebastián logró su mejor marca en la prueba (11.11 Mts) en su cuarto intento, aunque estuvo lejos de las distancias que puede realizar el deportista.
De esta forma, el atleta se despidió de Beijing, donde logró la única medalla plateada de la delegación, y un diploma por su octavo lugar.